domingo, 13 de mayo de 2018

EL CASO DE KIM

¡Hola! el caso de Kim es diferente al de los demás... lo más llamativo ha sido la duración de su tratamiento, nunca he escuchado algo parecido, así que bien merece leer su historia... Ella ha querido colaborar desde el anonimato, no se ha tratado ningún caso así en el blog y quizás pueda ayudar a otras personas... Yo se lo agradezco mucho, os dejo con su historia:
Nombre: Kim
País: España
Edad: 25 años
Clase esquelética: III
Fecha inicio ortodoncia: Año 2000 aproximadamente
Fecha cirugía: 13 de marzo 2017
Tipo de cirugía: Bimaxilar
Ella misma nos cuenta su caso: 
Hola. Tengo 25 años y una maloclusión clase III, un caso de mandíbula más grande que el resto del cráneo.
A los 3 meses de vida me empezaron a salir los dientes. Lloraba más que de costumbre y mi madre notó que tenía algo duro saliendo de la encía, así que me llevó a la pediatra y le preguntó si podía ser un diente. Ella le dijo que era muy temprano para eso, pero mi madre insistió en que tenía algo en la encía, así que la pediatra me examinó la boca y se llevó una buena sorpresa al comprobar que las sospechas de mi madre eran ciertas. Me remitió al dentista de inmediato, que supo a primera vista que iba a tener mucha cantera en la boca, y le pidió a mi madre que me llevase con frecuencia, solo para acostumbrarme a verle, como una preparación para lo que me esperaba en el futuro.

A los 7 años empecé con la ortodoncia. Desde entonces, mi boca ya ha llevado de todo, aunque ya el primer día nos dijeron que lo mío era un caso de cirugía sí o sí. El problema es que hasta que la mandíbula deja de crecer, a los 20 años aproximadamente, no tiene sentido pasar por quirófano para cortar el hueso si luego va a volver a crecer. Uno de mis primeros aparatos fue un expansor para el paladar, de los que se pueden quitar para comer. Este aparato también tenía unos hierros verticales contra los que no dejaba de empujar la lengua, recuerdo que me causaban unas heridas (como pequeños granos) en la punta de la lengua. Hasta hace bien poco no me enteré de la verdadera función de estos hierros, cuando me dijeron que la posición normal de la lengua es contra el paladar, sin tocar los dientes de delante. Me he pasado toda la vida con la lengua entre los dientes de delante, empujándolos inconscientemente, ¿y me dicen a estas alturas que no debo hacer eso?, ¿después de tantos años? en fin…
Estuve varios años con el expansor y con brackets. Luego me quitaron todo durante unos dos o tres años, y me dieron unas férulas para dormir y evitar que se me moviesen los dientes. Aunque me las ponía todas las noches, mis dientes se movieron igual. Luego me volvieron a poner los brackets para enderezarlos lo mejor posible para la cirugía.
A los 20 años me quitaron las muelas del juicio porque estaban torcidas y a la larga podían causarme problemas. Me fueron quitando una cada mes. La anestesia local no me hizo efecto del todo, aunque el doctor esperó al menos media hora después de pincharme. Algunas salieron bien pero otras resultaron más complicadas de extraer y me dolieron.
Me operé por la Seguridad Social. Decidieron hacerme dos operaciones: una para expandir el paladar y la otra bimaxilar. En diciembre de 2014 pasé por la primera operación, que consistió en colocarme un expansor como el que llevé de niña, pero sin los hierros para corregir la posición de la lengua y atornillado al hueso. Lo llevé unos 4 meses y luego me lo quitaron también en quirófano pero con anestesia local, a diferencia de lo anterior que te lo hacen con general. Ya al entrar en el quirófano le advertí al cirujano que la anestesia local solía tardar mucho en hacerme efecto. Me dijo que no me preocupase, que me pincharían en 4 sitios (uno por cada tornillo). Me colocaron una venda sobre los ojos y empezaron a desatornillar. Tres salieron bien, notaba un cierto cosquilleo en el hueso mientras el tornillo giraba y también sentía el ruido que producía el roce del metal con el hueso (es una sensación extrañísima), pero no me dolieron. El cuarto sí que se quedó un poco atascado y me molestó, menos mal que era el último, si no, les habría exigido ahí mismo que me durmiesen del todo con anestesia general.
Se suponía que después de esto, solo tardarían un año en realizarme la bimaxilar. Pero, debido a los típicos caos que se montan los de la seguridad social, se retrasaron meses y meses. Y yo, mientras tanto, aguantando la presión de los brackets en mis dientes y una depresión monumental aumentando en mi interior. Nunca me ha gustado mi rostro, y menos mi sonrisa, jamás enseño los dientes al sonreír. No os podéis ni imaginar lo mucho que me ha limitado esto en la vida, tanto en lo profesional como en lo personal. Mi sueño es ser actriz y modelo, soy incapaz de imaginarme dedicándome a otra cosa en la vida. Podría haberme puesto a perseguir este sueño nada más terminar el instituto, pero con mis dientes cubiertos de hierros, ¿cómo iba a aventurarme en un mundo como este? Si me presentase a un casting con este aspecto, solo me darían el papel de Betty la Fea, y no quiero que todo el mundo me vea así. Simplemente no tengo la confianza necesaria para hacerlo. Así que, ¿qué hice mientras esperaba el momento en que me quitasen los brackets y pudiese lucir una sonrisa radiante? Pues ir de un curso a otro, pasando el rato, sabiendo incluso antes de empezar que no quería que mi futuro profesional se encaminase por esas vías. Hice un año de FP, y luego otros dos cursos online.
La operación bimaxilar llegó el 13 de marzo de 2017. A 9 de diciembre, aún no he recuperado nada de sensibilidad en el labio inferior. Como con mucha más dificultad, y los dientes me duelen al masticar. También tengo los dientes muy sensibles desde hace años; cada vez que algo un poco frío entra en contacto con ellos, es como si los nervios se pusiesen a vibrar como locos. En la clínica de ortodoncia me dicen que ya debería sentirme mejor cada día, que lo peor ya ha pasado, pero yo no siento que sea así. Llevan tantos años diciéndome que ya casi se ha acabado que, cada vez que me lo dicen, soy incapaz de creérmelo y siento que me están engañando. A día de hoy esto aún no se ha terminado para mí, porque cada vez que me miro en el espejo, los brackets siguen ahí, y detesto verme con este aspecto.
A nivel físico, antes era capaz de soportar cualquier cosa que me hiciesen sin soltar un quejido, absorbía el dolor del proceso como algo necesario para mejorar mi salud y estética. Pero desde los 18-19 años, me cuesta mucho seguir adelante con esto. Perdí ese umbral del dolor tan alto que antes tenía. Entro en la consulta repitiéndome a mí misma que no va a ser nada, que no me va a doler tanto como la vez anterior, pero en cuanto me tocan un poco, pierdo el control. Comienzo a sudar, a temblar, y la respiración y las pulsaciones se me aceleran. Hay veces en que salgo de allí llorando de la desesperación. He llegado a sentirme tan desgraciada, el sufrimiento y el estrés han sido tan intensos, que he llegado a desear morirme para dejar de sufrir. Ni siquiera recuerdo cuántas veces se me ha pasado por la cabeza la idea del suicidio, pero siempre me he vuelto a levantar pensando en que algún día todo esto se acabaría, que no había nacido únicamente para sufrir. Incluso llevo un símbolo kanji tatuado en la muñeca que significa “creer”, para recordarme que debo creer que algún día todo esto terminará y me sentiré mucho mejor conmigo misma.
En junio fui al psiquiatra por primera vez. Es algo que debería haber hecho hace años, pero lo fui dejando porque esperaba que, después de la operación, me sentiría mucho mejor a nivel psicológico. Pero notaba que estaba yendo a peor y la situación era insostenible. El pánico y la ansiedad me atenazaban cada vez que iba al ortodoncista (incluso cuando aún faltaba una semana para la cita empezaba a dormir mal y a tener pesadillas); lloraba a menudo (y nunca lo había hecho); no me gustaba salir de casa porque todo el mundo me dice que me veo mucho mejor después de la operación, y yo no me veo así… Eran un cúmulo de cosas que me estaban haciendo la vida imposible y necesitaba solventarlas antes de que fuese demasiado tarde.
Nada más llegar, la psiquiatra me recetó antidepresivos y tranquilizantes para dormir mejor, y me remitió a unas compañeras suyas (una psiquiatra, una psicóloga y una enfermera mental) especializadas en prevención de suicidios. En una de mis citas con la enfermera, estábamos hablando del hecho de que no me gustan mis dientes, y de repente me dice: “¿Pero cómo sabes si te gustan o no? ¡Si los tienes cubiertos con los brackets!”. Nunca lo había pensado así, es algo bastante obvio y fue como recibir una bofetada (aunque una de las buenas, de esas que te hacen pensar “pero qué tonta he sido, ¿cómo no me había dado cuenta?”). En realidad, no puedo apreciar si me gusta o no mi sonrisa porque hay un montón de metales que no me dejan verla. Otra de las cosas que me han explicado es que mi mente ha tenido que crearse unas expectativas muy altas con respecto a la operación para ayudarme a seguir adelante, a ser fuerte y resistir. Ha sido como una especie de mecanismo anti-suicidio que se activaba en mis horas más bajas para darme esperanza.
La verdad es que, aunque a nivel físico aún no esté como yo quiero, a nivel psicológico sí he mejorado mucho con la medicación. Puedo decir con total seguridad que, de no ser por eso, no habría llegado hasta el día de hoy sin realizar al menos un intento de suicidio. Ya hace algunas semanas que he dejado de tomar las pastillas para dormir, únicamente las tomo media hora antes de ir al dentista como tranquilizante. Actualmente no soy capaz de aguantar que me hagan nada en los dientes si no las tomo. Me funcionan bien para todo menos para las limpiezas. Me hice una a finales de septiembre y, con anestesia local y con mi tranquilizante, lloré como una condenada. Recuerdo que no podía dejar de sollozar, notaba una presión en el pecho y no podía respirar, llegué a pensar que me iba a dar un infarto ahí mismo. A veces, desde la sala de espera, escucho el instrumental y se me ponen los pelos de punta; para que os hagáis una idea, me resulta más agradable el sonido de la motosierra en La Matanza de Texas que el del torno que utilizan para pulirte los dientes.
Mi ortodoncista dice que ya casi estoy lista, prefiere no darme fechas pero supongo que en cualquier momento me quitará todo esto de la boca. Cuando lo haga, tendré que hacerme un injerto de encía en los dientes de abajo, en los de delante casi no me queda nada. Igual eso tiene que ver con la alteración de la sensibilidad en el labio inferior, espero que así sea y que pueda solucionarse, porque no me he operado para quedar con un labio insensible.
Espero que me puedan quitar los brackets ya...
Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 31 de enero de 2018

MARÍA SIGUE A LA ESPERA...

¡Hola a tod@s de nuevo! aquí os dejo noticias sobre María, no son buenas desafortunadamente pero estas cosas lamentablemente a veces pasan... sólo espero que se resuelva pronto y nos escriba para contarnos que todo va para delante... ¡ójala! de verdad... Éstas son sus palabras:
A ver... no sé por dónde empezar, la verdad.Aún no me han operado. Llevo esperando 3 años y lo único que hacen es ponerme excusas. Que si no hay dinero, que si ponga reclamaciones (ya llevo 3 o 4) que si el ortodoncista que me veía (que era el de mi cirujano) no le gustaba como había planteado la operación, que si habían problemas de ortodoncia, que si iban a mandar el estudio a Madrid para que lo vieran he hicieran la simulación de la operación 3D o yo que se…
1. El dinero: aún no sé porque decían eso… me sacaron casi un año y pico de la lista de espera hasta que me dí cuenta reclame y me volvió a meter en la lista, ósea que ya no cuenta desde la primera vez que me metieron si  no desde la segunda.
2. Las reclamaciones: Era absurdo hacerlas porque el jefe de Maxilo era mi cirujano por lo que le llegaban a él y ya de ahí no pasaban. 
3.  Mi ortodoncista: El único caso que le quedaba por resolver era el mío porque quería dejar de trabajar con mi cirujano ya que no le gustaba como trataba a sus pacientes y decía que no era nada serio ni un hombre de palabra…aun así él ha querido seguir viéndome y terminar mi caso, me cita en otra clínica y lleva mi seguimiento sin costes alguno (el único que se preocupa por mi). A eso llama mi cirujano problemas de ortodoncia lo que viene siendo que EL PROBLEMA LO TIENE ÉL con mi ortodoncista.
4.  Estudio a Madrid: me hicieron un montón de escáner, pruebas, etc… para mandarlas a Madrid a las tres semanas me llaman que no han salido bien y que hay que  repetir…y  así constantemente. Aún tengo la duda de si finalmente las enviaron o no…
CONCLUSION:·  
He pedido traslado de centro = DENEGADO. 
He puesto 4 reclamaciones = No sirven de nada.
Hablé con el subdirector en febrero de 2017 = Le llamo la atención a mi cirujano, éste me llamo me dijo que él no se había olvidado de mi caso y que para después de Semana Santa me operarían, vamos que de este año no pasaba…. Sí sí… JA! en Diciembre yo aún no sabía aún ni la fecha... Después de decirme lo de Semana Santa me llamó para que me viera una nueva ortodoncista porque del mío no se fiaba (lo que te he dicho antes) y ésta se sacó de la manga (para hacer más tiempo) que me tenía que poner una férula de desprogramación durante 3 meses. Cosa que mi ortodoncista no veía necesario para nada. Pues nada, todo el verano con eso, cada semana tenía que ir a que me la vieran y mil y una radiografía, estudio…. etc…  Se suponen que ya lo tienen todo desde octubre, y estoy lista (aunque llevo lista 3 años) para operar… pero estoy segura de que aquí no termina la cosa y están buscando otra cosa para hacerme para retrasarlo más. Me tienen que dar cita con el subdirector otra para hablar y ver qué es lo que pasa. 
De verdad que tu blog ayuda muchísimo… a mí me ayudó en su momento aunque creo que ya nadie me puede ayudar.
Podéis leer su historia completa pinchando en EL RINCÓN DE MARÍA

Image and video hosting by TinyPic

martes, 19 de septiembre de 2017

DAVID, EL FINAL DE SU HISTORIA

¡Hola a tod@s de nuevo! hoy es un día muy especial, por fin os dejo el cierre de la historia de David, un compañero al que tengo mucho que agradecerle porque estuvo en esta aventura del blog desde el principio, siempre contestando con paciencia muchos de vuestros comentarios, con unas explicaciones exquisitas y detalladas de todo el proceso. Por eso este último post de su caso es tan especial, aunque espero que siga dejándose ver por aquí de vez brindando su ayuda a mucha gente que está pasando por lo mismo. 
Os dejo con sus palabras, gracias David, ¡por todo! me alegro infinito que todo te haya ido tan bien, gracias por tu amabilidad, la sensatez de tus palabras y valentía en todo este proceso.
¡Hola a todos/as! 
Parece mentira que ya hayan pasado más de 3 años desde mi cirugía...Tenía pendiente escribir el final de mi historia pero nunca me ponía a ello. No tenía muy claro cómo enfocar este post y finalmente decidí hacerlo en modo FAQs para que sea más cómodo. Recuerdo que antes de operarme me costaba bastante encontrar información sobre lo que pasaba años después de la operación, el largo plazo era lo que más me interesaba porque realmente el post operatorio inicial es parecido para todos. 
¿Cuando te quitaron los brackets? 
Exactamente 1 año después de la cirugía.
¿Qué tipo de retención llevas? 
Llevo un alambre por detrás de los incisivos superiores e inferiores y para dormir utilizo las típicas fundas transparentes. Los alambres no son molestos pero sí que complican un poco pasar el hilo dental y en mi caso particular noto que favorecen la aparición de placa alrededor. Las fundas las pongo todas las noches sin excepción y me acostumbré pronto a ellas.Los dientes no se han movido nada desde que me quité la ortodoncia. 
¿En qué momento te quedaste como estás ahora? 
A los 4-5 meses ya me quedé como estoy ahora, tanto a nivel de sensibilidad, sensación, desaparición de la hinchazón etc. Suele decirse que los resultados finales se ven al año pero yo esta frase la cogería un poco con pinzas y recomendaría no contar con que se va a notar algún cambio relevante tras bastantes meses, toda variación tras el medio año será mínima. 
¿Recuperaste la apertura bucal previa? 
Sí, a los 3 meses dejé de hacer ejercicios cuando ya me entraban 3 dedos y sin hacer nada volví a la apertura pre-cirugía (4 dedos y un poco). 
¿Tienes algún tipo de secuela? 
La palabra secuela suena fuerte pero sí hay detalles que te recuerdan que te has operado, así que que nadie se piense que te quedas igual que antes (al menos en mi caso). Tengo la sensibilidad alterada en el labio inferior (digamos que es menos nítida que en el superior, al pasar el dedo se nota cierto cosquilleo leve también y si me muerdo el labio se nota raro) y también noto las placas superiores alrededor de la nariz si hago un movimiento con la nariz/fosas nasales que no sabría como describir... Pero como creo que ya he dicho en alguna ocasión es una sensación de presencia similar a cuando llevas gafas, si piensas en ello sí eres consciente de que llevas algo en tu cara pero al minuto se te olvida y ni te acuerdas.A veces me surge también una ligera hinchazón momentánea en el moflete derecho (aproveché para hacer la foto cuando me surgió), me pasa a veces por ejemplo si me da el sol o si fuerzo algunas muecas, dura un rato y se va. No es molesto y si yo no lo comento nadie nunca se ha dado cuenta. Se lo dije a mi cirujano en la revisión de los 2 años y parece ser que es otra cosa bastante atípica porque en mi caso quedó una especie de hueco tras el avance maxilar junto a no sé qué explicación de vascularización que me dio. Este tema ya me lo había mencionado durante el post operatorio cuando hubo unas semanas que notaba un sonido como cuando se abre un bote del lado derecho. 
¿Tuviste algún percance posterior? 
Sí, he tenido dos. Una endodoncia y un tornillo que se dio a la fuga. 
- Endodoncia: El mismo día que me quitaron los brackets recuerdo que me vi en el espejo de la entrada del edificio de la clínica para contemplar mi nueva y maravillosa sonrisa y noté que tenía uno de los incisivos inferiores de color grisáceo (cuando llevaba los brackets no se apreciaba y ese día al quitármelos con la luz intensa del foco tampoco lo detectamos) pero pensé que igual sería algún tipo de pegamento o similar. Al final resultó ser un diente que se había muerto. No sé en qué momento empezó a ponerse así pero creo que no fue inmediatamente posterior a la operación. Tampoco está claro que se dañase durante la cirugía, tengo entendido que a veces por el mismo estrés del proceso, presión de la ortodoncia etc pueden reaccionar así. Me dijeron que esperara unas semanas por si recuperaba la vitalidad pero no hubo nada que hacer así que tuvieron que endodonciarlo.
- Tornillo: Dos años y medio después noté, al pasarme la lengua por zona de la encía del labio superior (arriba de todo, donde hacen el corte), una especie de granito duro. No le di gran importancia hasta que me dio por verme en el espejo y vi que había una cosa gris...que resultó ser la cabeza de un tornillo. Ese mismo día me pasé por la ortodoncista y allí se produjo el parto. Sin hacer ningún tipo de presión el tornillo salió solo por un agujero que él había creado en la encía. Todo esto ocurrió en 4 días, curiosamente dos días antes de que lo notara había ido a la ortodoncista a hacerme las fotos finales. Allí me hicieron una radiografía, luego hablaron con mi cirujano y todo quedó en una anécdota, todo estaba correcto quitando ese hueco en la placa donde faltaba un tornillo (era el que está más abajo de las placas superiores), ni se planteó sustituirlo. No noté nada en ningún momento, 0 molestias y creo que algo bastante atípico, no merece la pena que nadie se agobie pensando que puede tener tornillos pululando por su cara. 
¿Qué sientes al ver fotos viejas? 
Es una sensación difícil de explicar, se me hace raro, me cuesta reconocer a mi antiguo yo. La cirugía marca dos períodos muy diferenciados en mi vida. Por ejemplo me ocurre que cuando veo fotos, el primer pensamiento que se me pasa por la cabeza no está asociado al momento de la foto (lo bien que me lo pasé ese día o dónde estuve ni con quién) sino que primero pienso en que la persona de la foto es mi viejo yo y luego ya viene la sensación de rememorar el momento. 
¿Qué te dice la gente? 
A pesar de que yo estaba encantado con mi nueva cara, tardé un año más o menos en sentirme cómodo a la hora de encontrarme con gente que aún no me había visto. Era pereza más bien. Los que os hayáis operado supongo que sabéis a qué me refiero, estar hablando con alguien que no deja de mirarte a la boca extrañado intentando buscar una explicación lógica. Normalmente no me sacan el tema a mí sino que preguntan a amigos en común. No sé por qué pero antes sentía como la necesidad de tener que dar una explicación. Hoy en día soy yo el mismo que bromeo con el tema y les digo “¿Qué te pasa que me miras tanto?” y se quedan cortados. O les digo “¿No recuerdas que llevaba brackets?” Y ya luego si eso que mediten ellos si existe ortodoncia mágica. 
¿Recomiendas la cirugía? 
Totalmente, para mí ha sido lo mejor que he hecho en mi vida. Guardo muy buen recuerdo del verano de 2014, es una época de transición que marca el resto de tu vida en el que se viven un montón de sensaciones inexplicables.
Ahora bien, si nos ponemos estrictos un porcentaje amplio de la población tiene algún tipo de maloclusión y podrían ser candidatos a esta cirugía si quisiesen corregir su mordida al 100%. En el caso de alguien que no le suponga ningún problema de salud y estéticamente ni se nota pues quizás yo no lo haría, por latoso y por el coste económico que supone. Todo depende de los objetivos de cada uno y de lo que le aconsejen los profesionales. 
¿Qué consejos darías a alguien que se lo esté pensando? 
Primero de todo que se ponga en manos de buenos profesionales. Que sea realista en cuanto a los objetivos, que tenga en cuenta la materia prima con la que viene de fábrica y que lo afronte con ilusión, motivación y mucha paciencia. No olvidar tampoco la posibilidad de las secuelas que menciono arriba.Le diría también que valore bien el momento (a nivel personal/familiar/académico/laboral/económico...) en el que se encuentra al embarcarse en esta aventura. Cuando yo comencé con esto me pilló desempleado y al final todo salió bien pero dudé bastante de si atarme a una ciudad durante varios años sería lo más apropiado en ese momento. 
Si alguien tiene cualquier duda estaré encantado de resolverla en los comentarios.  
¡Un abrazo a todos!



Podéis leer su historia completa pinchando en El rincón de David.
Los comentarios que pongáis en esta entrada por favor que sean sobre su caso para así conservar su apartado personal; si queréis comentar algo general, podéis dejar vuestros comentarios en este otra sección Cuenta tu caso.
Image and video hosting by TinyPic

lunes, 17 de abril de 2017

¡IRENE CUENTA SU OPERACIÓN Y PRIMEROS DÍAS!

¡¡Hola chic@s!! Irene me escribió hace 10 días para contarme cómo le ha ido en su operación y su postoperatorio, os dejo con ella:
¡¡Hola ortognáticos!!  
Pues aquí estoy de nuevo para contaros que tal ha ido mi operación. Daros las gracias por los comentarios de la entrada anterior, la verdad que anima mucho.  
El día 19 de Marzo ingresé a las 19h, estaba hecha un flan, bueno en realidad semanas antes ya tenia unos nervios que me comían. Dormí bastante bien pese a mis nervios, y sobre las 7h me dijeron que me duchara y me pusiera el gorro, la bata, y las calzas. Sobre las 7:45h me bajaron a quirófanos, mi madre pudo estar conmigo hasta que me entraron,un gran alivio, puesto que yo estaba atacada. Media hora después vinieron y me llevaron a quirófano, enseguida me pusieron la vía, me preguntaron de que trabajaba y a los dos segundos a dormir....... Me despertaron a las 21h de la noche en UCI, no me podía creer que hubiera pasado 12h sedada una locura. Conforme abrí los ojos me vi atada las manos a la cama y es que todavía llevaba la intubación y claro para prevenir que me la arrancara. Cuando por fin me quitaron el tubo fue una bendición pero a la misma vez, me dio angustia y vomite la anestesia y sangre que había tragado durante la operación, un descanso. Pero me agobiaba mucho la sonda nasogastrica que llevaba. La primera noche en UCI no me entere mucho iba con restos de anestesia y me ponían medicación para dormir. 
El segundo día fue mas desesperante porque como no había camas no podían subirme a planta y hasta las 21h de la noche no logré subir, un descanso poder estar ya con mi madre en la habitación. De dolor la verdad que no tenia mucho, sentía mucha presión en la cara y con el hielo me calmaba bastante. Me agobiaba mucho la saliva que creaba que pensaba que me ahogaba, pero una enfermera muy maja me calmo mucho, porque también estaba operada de lo mismo y  me ayudo bastante. 
Al día siguiente por fin pude meter alimento al cuerpo, estaba hambrienta casi 3 días sin comer nada.Al principio me costaba tragar por la sequedad y porque tenia el paladar muy bajo y tuve que aprender a tragar de forma distinta. Lo que desde el principio note fue lo bien que respiraba por la nariz, cosa que antes me costaba mucho. 
Después de casi 6 días ingresada por fin me dieron el alta y para casita, estaba deseando llegar a mi habitat aunque tenia miedo, por si me pasaba algo o algún punto se iba. La verdad que la primera semana en casa la pase bastante mal, porque en el hospital estaba inflamada, pero al llegar a casa un lado empezó a hincharse mas que el otro y  eso me dejo con la moral por los suelos. Solo lloraba,  no me gustaba lo que veía y solo pensaba en si había hecho lo correcto, todo lo que estaba pasando me iba a merecer la pena. Pero después de unos días el animo fue mejorando, la inflamación fue cediendo un poco, y empecé a salir a la calle. Los primeros días me cansaba mucho andar, pero como soy muy cabezona todos los días salía a dar una vuelta para ir acostumbrándome y el aire fresco me aliviaba mucho. A los diez días fue a la primera revisión, me dijo que todo iba muy bien y que me quitara las gomas para comer... Por fin podría comer con cuchara, lo que pasa que cuando abro la boca noto como me cruje la articulación, imagino que tanto tiempo inmovilizado esta engarrotado y tiene q ir cogiendo musculatura, pero a mi me da paranoia de que se me va a mover algo por dentro... El Doctor me dijo que podía ir comiendo cosas muy blanditas, y lo he intentado pero no puedo, mastico y se queda en la parte q lo he masticado, todavía tengo toda la zona dormida sin sensibilidad...Como solo me hicieron la parte superior del maxilar la parte derecha es la que mas problemas me da, la que noto muy acorchada aún y la que mas me cruje cuando abro la boca. Dentro de 5 días tengo que volver al cirujano, a ver como va todo. En verdad creía que lo iba a pasar peor, pero ya llevo una vida prácticamente normal, para hacer 20 días que me operaron. No puedo hacer vida social de irme a cenar por ahí, pero bueno si voy a una terracita a tomarme un zumo que el sol viene muy bien. En breve os iré contado mi evolución, gracias por dejarme compartir esto con vosotros. Os dejo unas fotitos.
Antes de la cirugía
En la UCI
2 días tras la cirugía
Saliendo del hospital
6 días tras la cirugía
20 días tras la cirugía
A partir de ahora, ella misma me irá contando su evolución que colgaré en distintas entradas, todas englobadas en su propio espacio, pinchando en El rincón de Irene.
Los comentarios que pongáis en esta entra por favor que sean sobre su caso y así conservar su apartado personal. 
Image and video hosting by TinyPic
-->

domingo, 19 de marzo de 2017

OPERAN A IRENE TRAS 4 AÑOS

Hola de nuevo, por aquí sigo, por fin operan a Irene después de 4 largos años ya está preparada para el gran día, seguro que merece la pena la espera, ya nos contarás Irene. Os dejo con sus comentarios de un resumen muy resumido :-) de estos últimos años:
¡¡Hola a todos ortognáticos!! Hace mucho tiempo que no actualizaba, pero en verdad no había mucho que contar, lo de siempre rutinas de revisiones, cambio de gomas y poco mas, y esperar la ansiosa llamada. Pues por fin el 16 de Febrero me llamaron para hablar con el cirujano. Fui a la visita y me dio cita para la operación el día 20 de Marzo, en apenas unas semanitas estaré ya operada. Después de 4 largos años esperando esta llamada, al fin se ha hecho realidad. Aunque tengo sentimientos encontrados: alegría porque por fin llega el momento y miedo a lo desconocido, a si quedaré bien, inseguridades de todo tipo... pero creo que eso forma parte del proceso, y hay que ser fuerte, valiente, y afrontarlo como toca. Ya tengo toda la cirugía de modelos hecha: radiografías, moldes, ganchos quirúrgicos puestos, todo listo para que llegue el gran día, el que estoy segura supondrá un cambio para mi vida... Bueno compañeros de batallas quirúrgicas, espero contaros como ha ido mi operación y mi cambio en unas semanas. ¡¡Hasta pronto chic@s!!.
Oclusión al comenzar el tratamiento
Oclusión antes de la cirugía
A partir de ahora, ella misma me irá contando su evolución que colgaré en distintas entradas, todas englobadas en su propio espacio, pinchando en El rincón de Irene
Los comentarios que pongáis en esta entrada por favor que sean sobre su caso para así conservar su apartado personal; si queréis comentar algo general, podéis dejar vuestros comentarios en este otra sección  Cuenta tu caso II.
Image and video hosting by TinyPic

domingo, 8 de enero de 2017

EL CASO DE STEPHANIE

¡¡Feliz año nuevo a tod@sss!! un placer seguir por aquí para contaros un nuevo caso, os presento a Stephanie, encontró el blog y me escribió, resulta que nos operó el mismo cirujano y nos atendió la misma ortodoncista, el mundo es un pañuelo en esto de las cirugías ortognáticas...
Nombre: Stephanie
Provincia I País: Madrid (España) 
Edad: 34 años 
Clase esquelética: III
Fecha inicio ortodoncia: 19 enero 2105 
Fecha cirugía: 27 septiembre 2016
Tipo de cirugía: Bimaxilar clase II
Ella misma nos cuenta su caso:  
Os cuento mi caso, todo empezó en el año 2014 cuando sin motivo un día me levanté con el moflete derecho hinchado. Acudí a urgencias pero la hinchazón ya me había bajado por lo que en la radiografía que me hicieron no salió nada, esto volvió a ocurrir una segunda vez y en esta ocasión me derivaron a maxilofacial.
Cuando la maxilofacial me vio la verdad me daba vergüenza porque me dijo que le enseñe los dientes y siempre tenía complejo por mi mordida. Hace años había acudido a un centro de ortodoncia para ponerme los brackets pero me dijeron que lo mio era con cirugía pero lo dejé pasar porque pensé que nunca iba a tener el dinero para hacérmela.
La maxilofacial hizo un comentario..."es verdad tienes la mordida cruzada" y me preguntó si nunca había pensado operarme y le dije que si pero que eso seguro costaba mucho y yo no podía costearmelo y fue cuando me comentó que lo cubría la S.S. pero me dijo que tenía que estar segura de que quería someterme a esa cirugía.  Obviamente no me lo pensé ni un segundo, le dije que si. Así que me derivó al cirujano. Cuando acudí a la cita me recomendaron a la ortodoncista con la que ellos siempre trabajan pero que podía buscar otras opciones por mi parte. Decidí ir a la recomendada porque para mi era más tranquilizante saber que entre ellos había más comunicación.
La ortodoncista me dijo que el tratamiento sería de año y medio de ortodoncia luego la cirugía y 1 año más de ortodoncia después de la cirugía.
El día 19 de enero de 2015 me pusieron los brackets y fue cuando  empezó todo mi tratamiento. La verdad que muy bien porque a los 9 meses la ortodoncista me dijo que ya estaba lista para la cirugía, en octubre del mismo año. Pero la odisea empezó para que el cirujano me pueda ver. Cada vez que acudía a la cita con el maxilofacial me ponían como "primera cita". En marzo del 2016 por fin me vio el cirujano!!!. Él ya me comentó más o menos lo que me tenían que hacer y en mayo que fue la segunda vez que me vio me pusieron en lista de espera....qué eterno se me hacía...yo quería operarme ya!
Tenía a mi marido todas las semanas en el hospital para que insistiera que me operen lo antes posible. Sé que fuimos un poco pesados pero la verdad me desesperaba porque ya la ortodoncista no me hacía nada y yo seguía pagando solo por verme la cara todos los meses desde octubre que me dijo que ya estaba lista.
El día 21 de septiembre me llamaron a decirme que el 27 me operaban... ¡¡no me lo podía creer!! Por fin mi sueño se iba hacer realidad, lloré de emoción. Esto había sido un complejo durante muchos años.
Ahora llevo 2 meses y medio después de la cirugía y estoy muy contenta aunque aún me queda un poco más de tratamiento con la ortodoncista pero el resultado después de la cirugía me encanta.
El post operatorio ha sido muy duro, he llorado, bajé de peso y aún no puedo abrir bien la boca y lloro de desesperación pero supongo que es parte del proceso. Llevo 4 gomas en 5 sitios diferentes, paso todo el día con ellas y me imagino que debido a eso me cuesta abrir la boca. Aún no mastico nada duro solo blando y con las muelas ya que los dientes anteriores los tengo flojos todavía da un poco de grima pero eso tarda en soldar.
Pero aún así animo a las personas que quieren someterse a esta cirugía. La mía fue una CIRUGÍA ORTOGNÁTICA BIMAXILAR CLASE III 
Ahora mis dudas con otras personas son... ¿habéis podido abrir bien la boca después de varios meses de la cirugía? es lo que peor llevo..Os enseño algunas fotos: las primeras 4 son del día de la cirugía, la siguiente el día después, la siguiente al mes y la siguiente a los 2 meses. Las últimas son collages que he hecho con el antes y el después para que podáis ver las diferencias... ¡Suerte a los que vayáis a someteros a este tratamiento!. 
 
A partir de ahora, ella misma me irá contando su evolución que colgaré en distintas entradas, todas englobadas en su propio espacio, pinchando en El rincón de Stephanie.
Los comentarios que pongáis en esta entrada por favor que sean sobre su caso para así conservar su apartado personal; si queréis comentar algo general, podéis dejar vuestros comentarios en este otra sección Cuenta tu caso II.

lunes, 31 de octubre de 2016

3º - 4º MES DE ALBA

¡Hola a tod@s de nuevo! aunque un poco tarde (¡perdonadme!) aquí os dejo la evolución de Alba que seguro que para su próxima entrada ya nos cuenta que está perfecta. De momento aquí os dejo con ella y su evolución en los 3-4 primeros meses:
Mi tercer y cuarto mes han ido pasando casi sin notar grandes cambios a nivel físico, la carita está ya deshinchada totalmente, el labio de arriba lo siento al 100% y el de abajo ya no noto tanta tirantez, pero si que sigue acolchado. Comer como más cositas pero tiernas: lomo adobado finito, bizcochos, croquetas...En cuanto a la posición de los dientes, la línea media sigue clavada, por el momento no me han puesto gomas, pero si que tengo una preocupación porque la parte de abajo hay algunas zonas que me chocan con las de arriba... Y me empieza a mosquear, porque digo si la operación era para que no me chocara debido a la clase 3, ¿¿no se habrá quedado corto el cirujano adelantándome la parte de arriba??. En septiembre vuelvo a ver a mi ortodoncista y le diré que la parte de arriba la quiero más adelantada, ya que al principio de la cirugía si que estaba mas adelantada o quizás era el efecto óptico de tener el labio mas hinchado... Se lo comenté hace unos meses y me dijo algo que no entendí bien, referido a la zona de los colmillos de arriba qué por lo visto no sabia si iba a poder adelantar mucho... En fin ese es mi único problemilla, por así decirlo, lo demás está todo bien.También me noto un pequeño bulto en la zona de la mandíbula abajo, donde están las placas, que me han dicho que en noviembre me harán una radiografía para ver como va y que posiblemente es lo que va formándose entre la unión del hueso.También siento en la zona del orificio de la nariz y paladar a veces una pequeña molestia, sobre todo si me sueno o lloro jaja. A continuación os adjunto algunas fotos para que veáis. Un saludo y ánimo para los operad@s.



A partir de ahora, ella misma me irá contando su evolución que colgaré en distintas entradas, todas englobadas en su propio espacio, pinchando en El rincón de Alba. 
Los comentarios que pongáis en esta entrada por favor que sean sobre su caso para así conservar su apartado personal; si queréis comentar algo general, podéis dejar vuestros comentarios en este otra sección Cuenta tu caso II.

miércoles, 3 de agosto de 2016

LA EVOLUCIÓN DE PEKIS

¡Hola! en primer lugar daros las gracias porque hemos cumplido las 500.000 visitas ¡graciasss! es un número redondito y muy importante para mi, a ver si en este año llegamos al millón para celebrarlo por todo lo alto :-) Pekis nos cuenta su ya casi final feliz, al año y 4 meses tras su cirugía, ésta ha sido su evolución:

¡¡Hola de nuevo a todos!! Siento tardar tanto en escribir, pero he estado unos meses bastante ocupada, ya que me casé en Mayo, y entre trabajo, preparativos y viaje os podéis imaginar. Os adelanto que el Martes 19/07 me volvieron a intervenir para retirarme unas placas... ¡¡Esto no se acaba nunca!! En fin, ahora mismo hace 1 año y casi 4 meses desde mi intervención de cirugía ortognática bimaxilar + mentoplastia. Sigo tomando las vitaminas (Auxina A+E e Hidroxil b1-b6-b12), sigo con fisioterapia y con la rehabilitación. En cuanto a movilidad voy avanzando muy poco a poco y una articulación tiene más movilidad que la otra, pero espero poder recuperar toda la movilidad poco a poco. El labio inferior y el mentón siguen sin mucha sensibilidad, así que más paciencia. A todo esto, se me murió un diente, así que me tuvieron que hacer una endodoncia. (¿Hay algo más que me pueda pasar??) Y en cuanto a la inflamación del lado derecho de la cara, fui a mejor poco a poco, pero en fotos seguía notándomelo bastante. Como el maxilofacial decía que era una exagerada y yo no estaba convencida acordamos que las fotos de la boda serían el punto clave para decidir si me quitaba alguna placa o no. Ya no sólo era la inflamación, sino que también me dolían. Me dijo que si seguía así habría que retirar placas porque me habrían hecho reacción. Y del mentón ni hablamos... Esa bolita de fibrosis ha estado desde el momento 1 conmigo y no tenía ninguna intención de desaparecer, ni el dolor tampoco. Había momentos que era insoportable. Así que, después de esperar el milagro que no se cumplió, decidimos retirar placas. Mi idea era retirar todas las placas, ya que, posiblemente psicológicamente, me molestaban todas. Pero al final sólo se pudieron quitar dos. Las de la mandíbula me dijo que prefería dejarlas dos años antes de pensar en quitarlas, supongo que porque como me tenía que regenerar tanto hueso aún no estará lo suficientemente fuerte (y digo supongo, porque ese día tenía tantas ganas de que me quitara lo que sobraba que ni le pregunté). Me sedaron y me abrieron. En el mentón me retiraron la placa, que sorprendéntemente no tenía mala pinta, pero la fibrosis si que era para llorar, así que tuvieron que limpiar bien la zona. Y en el maxilar derecho, había decidido retirar las dos, pero la más cercana a la nariz estaba tan incrustada que, pese a intentar retirarla, decidió que el daño era menor dejándola que quitándola. La otra sí que la retiraron, además de limpiar bien la zona, ya que había mucha inflamación y fibrosis. Por eso se me inflamaba tanto la cara, esa era la que más reacción me estaba haciendo. Así que aquí me tenéis, una vez más comiendo purés y cosicas blandas, con antibiótico, corticoides, antiinflamatorios, hielo local... Pero estoy positiva. Creo que esta vez es la definitiva, que voy a curar bien las heridas y que sin inflamación, mi movilidad y sensibilidad irán mejorando. Así que ya os contaré novedades! Leo todas vuestras novedades desde el móvil, pero no me deja comentaros. Y como en casa no tengo internet... ¡Siento mucho no estar tan activa como debiera en el blog!.Os dejo unas fotos para que veáis como estaba antes de la segunda intervención y como estoy ahora.¡¡Muchos besicos y ánimos para todos!!.

A partir de ahora, ella misma me irá contando su evolución que colgaré en distintas entradas, todas englobadas en su propio espacio, pinchando en El rincón de Pekis.
Los comentarios que pongáis en esta entrada por favor que sean sobre su caso para así conservar su apartado personal; si queréis comentar algo general podéis dejar vuestros comentarios en esta otra sección Cuenta tu caso II.

¡NO TE PIERDAS LAS NUEVAS ENTRADAS! escribe aquí tu email y recíbelas automáticamente (tras hacerlo te llegará un correo con un enlace para completar la suscripcion)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...