jueves, 23 de enero de 2014

CIRUGIA DE MODELOS - PROTESICO

Una vez la ortodoncista decidió que mi boca estaba lista para la operación tuve que ir al protésico, un laboratorio maxilofacial donde se ocupan de hacer la "cirugía de modelos". Se trata de realizar un estudio de tu boca y de los movimientos que el cirujano deberá realizar para arreglar la oclusión y conseguir una armonía facial.
Tal como me explicó el protésico, antes de la operación real, él te opera "virtualmente" para conocer las medidas que te tienen que corregir, e informar al cirujano.
Éstos eran los movimientos necesarios en mi caso:



MOLDES DE ESCAYOLA
El protésico saca un molde en escayola de tu boca en ese momento, y otro de cómo quedará tras la cirugía obtenido con las medidas que les devuelve un aparato llamado articulador. 
Estos moldes se montan en el articulador durante la operación y le indica al cirujano los movimientos que debe realizar.
Articulador
Moldes del antes y futuro después
Moldes del antes


Moldes del futuro después
FÉRULA
El protésico también elabora una férula personalizada con tu futura mordida que servirá para dar referencia al cirujano, la anclan durante la cirugía para estabilizar la mordida. Tuve que llevarla durante los 4 días de hospitalización y la semana siguiente. Es bastante incómoda porque es rígida y parece que estás mordiendo una tabla, pero cumple su función que es impedir abrir la boca evitando que el maxilar se pudiera desestabilizar.
Férula en su funda

Férula, parte interna
Férula, parte externa
Para preparar todo este "kit del paciente ortognático" (a partir de ahora le llamaré "el kit" :-) , el protésico te toma medidas, te saca los moldes de cómo está tu boca en ese momento y hace fotos intra y extra orales.
Debido a que mi operación se retrasó no pude ir a recoger este kit hasta un mes después... Cuando por fin llegó la fecha de la operación, lo fui a recoger en el mismo día que ingresaba, y lo tuve que llevar a la ortodoncista para que me hiciese las correcciones pertinentes: colocación de los ganchos (Últimos retoques en los brackets), y el tallado de algunas piezas para que la futura mordida coincidiese (son las marcas negras marcadas sobre los moldes, las podéis ver en las fotos).
En el laboratorio del protésico me advirtieron que el kit sólo tenía que entregárselo en mano al cirujano una vez entrara en quirófano, nada de enfermeras ni otro personal del hospital, es vital para la operación y no puede extraviarse. Así que cuando me llamaron para entrar al quirófano, ahí iba yo, en la camilla, con el kit apoyado sobre mis piernas como si fuera mi tesooorooo.
Aparte, la ortodoncista me recomendó que mis familiares recordasen al cirujano al terminar la operación que nos devolviese el kit para que no se les extraviase, algo que ya debe haber ocurrido con todo el ajetreo de un hospital...
Mi ortodoncista estimó junto con el cirujano que yo me tenía que realizar una cirugía ortognática monomaxilar superior y una mentoplastia, pero al leer la hoja que me dió el protésico no ví nada de la mentoplastia... le pregunté y me dijo que eso era cosa del cirujano, que las medidas para el mentón no las daban ellos...
Volveré a hablar de la mentoplastia más adelante...

1 comentario:

¡NO TE PIERDAS LAS NUEVAS ENTRADAS! escribe aquí tu email y recíbelas automáticamente (tras hacerlo te llegará un correo con un enlace para completar la suscripcion)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...