lunes, 10 de marzo de 2014

BEATRIZ NOS CUENTA SU OPERACION

En sus palabras y con un amplio reportaje fotográfico:
"Todo empieza un 26 de febrero que acudí a la clínica de ortodoncia y me hicieron fotos, me probaron las férulas que encajaban a la perfección, me pusieron los enganches que van entre bracket y bracket, que son donde van las gomas, y habló conmigo la doctora, me explicó los milímetros que me iban a cortar, los riesgos, el cómo me iba a despertar....etc.
Y nada mas terminar de ahí nos fuimos al hospital. Como en un gran hotel, me dieron habitación, me pusieron la pulserita, me puse cómoda y a disfrutar de la última cena sólida en mucho tiempo. Vino una cirujana a explicarme que me iban a intervenir 3 cirujanos entre ellos el jefe de cirugía maxilofacial, que sería la primera y única en operar, ya que era una operación larga, estuvo mirando mi "kit", me hicieron las pruebas cruzadas por si necesitaba transfusión, y me dijo otra vez los riesgos que conllevaba la operación.
Después de cenar me dieron un Lorazepan para dormir, aunque no me hubiese hecho falta, y a las 07:00 me dijeron que me duchase, y me tomase un Lexatin. A las 08:00 vinieron a por mi, y me llevaron a una sala con más camas, donde cada anestesista que entraba tenía su cama agenciada, y se los llevaban. Pues de unas 10 camas que había, ahí estaba yo solita, que no venían a por mi. Ya me dijeron que es que los cirujanos tenían una convención y tardarían un poquito.
A las 09:15 ya estaba en quirófano tan tranquila e impaciente por que pasara todo. Vi a uno de los cirujanos, me saludo y entré en un profundo sueño.
A las 14:30 salió mi cirujano ha hablar con mis familiares, les dijo que todo había salido genial. Mis padres enseguida le preguntaron qué tal el nervio, y les dijo que estaba todo en su sitio.
Cuando me quise dar cuenta estaba en reanimación, con la mascarilla de oxigeno, y bien tapadita, era una sensación muy rara y difícil de explicar, cuando venia la enfermera, yo les decía que que tal había salido todo, y ellos me decían que no sabían, volvían a venir y les preguntaba, oye ¿no me han puesto las férulas ni las gomas?, yo ya preocupada porque no entendía por qué no me habían puesto nada...
Me agobie un poco con la mascarilla, y tenía mucho calor, me desarroparon, y vieron que tenia todo el tronco lleno de sarpullidos, así que estuvieron haciendo 3 analíticas por si me dio reacción algún medicamento, me destaparon, y nada me dejaron con una pequeña sábana para cubrir lo suficiente. Ya estaba cansada, de estar ahí me dolía la sonda, la espalda se me partía de dolor. A si que mi alegría fue cuando a través de una ventanita vi a mi hermana y mi madre, eran las 19:00 h cuando dejaron entrar a que me viesen. Me emocioné un montón,  también es que estaba super sensible. Y enseguida me subieron a planta. Subí con un subidon... hablando, super despierta, y nada lo que peor llevaba era mi espalda, me quería levantar, y no me dejaban. Esa misma noche vinieron mis cirujanos y ahí estuve charlando con ellos, me dijeron que me veían muy bien, que lo de la espalda era normal, por la mesa de quirófano.
Esa primera noche no dormí nada de nada, no pasaban las horas, ya al amanecer ahí seguía yo en la misma postura, con el hielo, y desesperada. Pasaron los mismos médicos de por la noche a verme otra vez, y les dije que me quitaran una vía que me dolía mucho, y que me quería levantar y ducharme y que me quitaran la sonda, estaba muy pidona, pero por pedir que no quedase. Pues mis peticiones se hicieron realidad, no daba crédito,  que agusto, duchadita con mi pijama, ingerí agua, y sin parar de andar, la espalda mejoró muchísimo. La tarde fue la peor, la otra vía que me quedaba llegó a su fin, y me hicieron pasar las de Cain, lloraba como un bebe, hasta que por fin me la quitaron, y me cogieron la tercera vía en día y medio. También esa tarde bajé a hacerme las radiografías, y les dije que por favor taparan el espejito que hay en el aparato de la panorámica ya que no me quería ver aún. Respecto a la comida y agua, todo con jeringa, la verdad que al no tener gomas ni nada me apañaba bastante bien, tanto que hasta los postres que me traían, como yogures y flanes me los tomaba con cuchara. Esa noche dormí a pierna suelta, que agusto, y nada, el sábado lo pasé bastante mejor,  muy cansada y agotada, pero bien. Lo que peor de todo era la vía, parecía mentira que después de tal operación no me doliese la cara.
Ya domingo pasaron los médicos me miraron la boca, la oclusión y para casa.
El labio inferior lo sentía a la perfección, no tanto como el superior y las mejillas que estaban acorchadas, la nariz estaba super taponada, era lo que más me agobiaba.
Y nada, me dieron el alta y yo sin querer verme aún".

Al comienzo del tratamiento ortodóncico
Al comienzo del tratamiento ortodóncico
Antes de la operación
Antes de la operación
Medidas para los movimientos durante la cirugía
Férula mandibular
Férula mandibular
De camino a quirófano
Tras la operación
Tras la operación
Beatriz, ¡muchísimas gracias por toda esta información y todas las fotos!
Si quieres ver su caso completo pincha en El rincón de Beatriz.
Los comentarios que pongáis en esta entrada por favor que sean sobre su caso para así conservar su apartado personal; si queréis comentar algo general, podéis dejar vuestros comentarios en este otra sección Cuenta tu caso.

13 comentarios:

  1. Hola Beatriz, me has hecho recordar cómo viví yo aquellos momentos y coincido contigo en muchas cosas...
    Yo también pensaba ¿por qué no me duele la cara con semejante operación?, al final casi me dolían más las vías que otra cosa (como comenté, a mi se me hinchó hasta la mano porque ya no daba para más esa vía...).
    Por otro lado, por lo menos contigo tuvieron la delicadeza de darte tranquilizantes, a mi a lo bruto, Oraldine y ya, menos mal que iba relativamente tranquila, con ganas de que pasara todo...
    Una suerte que no tuvieran que ponerte ni las férulas ni las gomas, eso facilita un montón a la hora de comer, el hablar, etc. Yo con la jeringa no me apañaba, era muy grande y me daba miedo que con la fuerza de apretarla, darme en los dientes, aparte, como yo llevaba la férula pues nada, todo muy líquido y con el invento de la botella y la pajita...
    Yo también quería andar todo el rato pero no me levanté hasta 24 h después de la operación como he ido contando en el blog.
    Darte otra vez las gracias por semejante despliegue de medios, seguro que ayudarás a mucha gente porque, al fin y al cabo, aunque tengamos muchas cosas en común, cada caso es un mundo y está muy bien poder compartir historias distintas.
    Mucho ánimo y ya nos irás contando tu evolución, esperamos que con este lujo de detalles :-)
    Un abrazo grande.

    SILVIA de "El día que mi cara cambió".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Silvia por darme esta oportunidad de contar mi experiencia, y como tu dices, cada persona es un mundo, y cada experiencia aquí contada puede servir de ayuda y orientación a mucha gente, asi que animo a todo el mundo que haya pasado por algo parecido a que lo cuente. Tambien dar las gracias a todos aquellos que me apoyasteis y me desearon suerte en mi operación. Un besito a tod@s

      Eliminar
  2. A mi lo que más me preocupa es la pérdida de sensibilidad del labio inferior. Esto es sólo al avanzar la mandíbula de abajo creo. ¿A alguien le ha pasado? Necesito saber cómo es y cuanto dura o si es permanente.

    ResponderEliminar
  3. Joder Bea, qué dientes tan perfectos! qué envidia jeje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja la verdad es que nunca los he tenido descolocados, de hecho la gente me decia que para que me ponia aparato, pero mira en los huesos me pillaba todo.

      Eliminar
  4. Yo tampoco los tenía apiñados pero la verdad es que tus dientes están super perfectos, ya verás que bien vas a quedar :-)

    ResponderEliminar
  5. que bien Bea! cuanto me alegra que todo haya salido bien!!!! mucho ánimo en la recuperación y ya nos irás contando que tal va el proceso! Un besooo

    ResponderEliminar
  6. Vas a quedar estupenda! Ya pasaste lo peor, ahora lo que queda es deshinchar con calma. Las vías es verdad que eran de lo peor, como dolían las condenadas, yo veía las estrellas cada vez que me metían el Enantyum y como no me veían las venas, venga a pincharme por todos lados. Con la mala leche que tenía esos días casi le corto la cabeza a alguna enfermera jajaj
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Hola Bea!
    Yo acabo de enterarme de que me tienen que operar... Tengo panico y mil dudas. Lo que me llama la atencion de tu relato, es lo de las vias y la sonda. Lo de la sonda no se muy bien que es, y lo de las vias... Por que te dolian? La unica vez que me operaron a mi me pusieron una via en el brazo, y la verdad es que no me dolia nada, pero claro, quizas no estamos hablando de lo mismo. Desde luego es alucinante que no duela la cara despues de la operacion que es. Ese miedo me lo has quitado, ahora me dan panico las vias y la sonda (aunque no sepa que es jajaja).
    Muchisimas gracias por contar con tanto detalle tu experiencia, ayuda mucho a gente como yo :)

    ResponderEliminar
  8. A ver... Es el tercer comentario que intento publicar, no se si de repente van a salir todos y voy a quedar como una loca, o si no va a salir ninguno jajaja. Hola Bea! Me entere ayer de que me van a tener que operar, y bueno... mi primera reaccion fue salir de la consulta como alma que lleva el diablo. En estas horas me he estado informando, y he leido mucho sobre el tema. La verdad que me sigue dando panico, y tengo mil dudas, pero mi miedo en realidad era a que me doliese muchisimo una vez me despertara de la operacion. Por tu relato, no creo que sea un dolor muy terrible, o eso he entendido. Lo que no he entendido es lo de las vias y la sonda. La sonda no se muy bien lo que es, la via... Es lo que te pinchan en el brazo, no? Es que la unica vez que me han operado, yo llevaba una en el brazo y no me dolia nada, por eso me ha extrañado. No se si son diferentes o que.. El caso es que ahora le tengo panico a las vias y la sonda jajajaja.
    Muchas gracias por contarlo todo tan bien, me has animado un poco, quitando mi nueva sonda/via-fobia... jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Itsaso! Te contesto a tus dudas porque creo que Bea no se pasa ya mucho por aquí y Silvia no sabe nada de ella :(
      Pues aunque te parezca increíble apenas duele, a mi no me dolió nada de nada, y es que vas a estar una temporadita larga con la cara dormida y con calmantes así que por eso no te preocupes, lo más molesto de todo es la incomodidad de estar con la cara hinchada y casi sin movilidad pero eso se pasa rapido.
      Lo de las vías es lo que te hicieron a ti para operarte, es para inyectarte los medicamentos y la anestesia. Me imagino que depende mucho de la destreza de cada enfermera, a mi me cogieron varias vías y un par de ellas si que me dolieron. Y lo de la sonda es la gran sorpresa con la que te despiertas de la operación! Creo que no se la ponen a todo el mundo pero a mi sí me la pusieron. Un tubito que te ponen por el tracto urinario (por decirlo finamente) y enchufado a una bolsita para recoger tu pis, no tengo muy claro para que me la pusieron, yo supuse que era para eliminar la anestesia más rápido por el pis y evitarte los vómitos y el malestar, pero no se...
      Bueno, espero haberte aclarado algunas dudas. Lo de los mensajes es que no se publican al momento, tardan un poco en aparecer.
      Un abrazo y ánimo!

      Eliminar
    2. Muchisimas gracias Isa!! :)
      La verdad es que para lo terrible que me parecia, ya no me da miedo el tema del dolor. Luego claro, supongo que sera engorroso de pasar.
      Lo de la sonda... que horrooooor! jajajaja menuda sorpresa te tienes que llevar, si si. A mi para el tema de eliminar la anestesia y eso me hacian orinar en una bacinilla, no se que es peor la verdad... La bacinilla no duele, pero se te va la dignidad a la mier...
      Supongo que pasare por la operación, ahora lo que me preocupa es saber el presupuesto que me daran... De momento lo estoy mirando por privado, y no tengo ni idea de la burrada que me pueden pedir. En caso de no poder pagarlo, tendre que ir a la seguridad social. Tampoco se si en la seguridad social operan a cualquiera, o tienes que cumplir unos requisitos. A mi por lo menos me dijeron que si no me opero, es cuestion de años que no pueda cerrar la boca y que pierda muelas, asi que me parece serio.
      Muchisimas gracias de nuevo Isa, la verdad es que ayuda mucho hablar con personas que ya han pasado por esto :)

      Eliminar
  9. Lo importante es evitar el dolor de la operación, para eso lo mejor es ponerse en contacto con los mejores profesionales, así evitaremos problemas

    ResponderEliminar

¡NO TE PIERDAS LAS NUEVAS ENTRADAS! escribe aquí tu email y recíbelas automáticamente (tras hacerlo te llegará un correo con un enlace para completar la suscripcion)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...