miércoles, 7 de mayo de 2014

¿SABEIS QUIEN FUE LE FORT?

Hoy os quiero contar un poco sobre la vida de un hombre del siglo pasado al que muchos de nosotros tenemos que agradecerle, y es que a día de hoy, se siguen realizando las cirugías ortognáticas basándose en parte de sus estudios...
René Le Fort nació en Lille, Francia en 1869. Fue hijo de un médico y sobrino del famoso cirujano Leon Le Fort. Con 21 años obtuvo el título de Doctor y fue cirujano militar. A los 31 años realizó unos curiosos, a la vez que macabros, experimentos que sirvieron para realizar su tratado, donde clasificaba la fracturas faciales.  
En estos estudios utilizaba cráneos de cadáveres arrojándolos desde diferentes distancias y direcciones, y observaba donde se producían las fracturas faciales. Llegó a la conclusión que la mayoría de las veces estas fracturas  se localizaban por 3 trazos determinados. Las denominó Le Fort I, II y III.  El tratado de Le Fort sigue siendo útil en nuestros días. Cuentan que Le Fort arrojaba los cadáveres desde la catedral de Notredame, pero esto no deja de ser una leyenda...
Algunos ejemplos de sus experimentos decían algo así: Experimento VIII  hombre de 50 años. El cadáver estaba en supino con la cabeza colgando sobre la mesa, se da  un violento golpe con un mazo en el maxilar derecho. La fuerza fue dirigida oblicuamente desde arriba hacia abajo, cuando el espécimen fue disecado se observo una fractura transversa en el maxilar. 


  • Le Fort I Fractura transversal que separa los alvéolos de las piezas dentales superiores de la porción superior del maxilar superior.
  • Le Fort II  La fractura se extiende a través de las paredes medial y lateral del seno maxilar y a través de los huesos nasales resultando en un fragmento de fractura en forma de pirámide.
  • Le Fort III Los huesos faciales están completamente separados  del cráneo (disyunción craneofacial). Las fracturas pasan a través de las paredes medial y lateral de las órbitas y por el arco cigomático.
Le Fort fue cirujano militar en la Guerra de los Balcanes  y en la 1º guerra mundial.  En los últimos 2 años de la guerra se interesó por la cirugía torácica y fue uno de los primeros en operar los grandes vasos, el pericardio y el corazón. En 1919 dirigió el Hospital des Invalides. En 1920 regresó a Lille como Profesor de medicina pediátrica y ortopedia convirtiéndose en un gran especialista en tuberculosis ósea, una enfermedad muy esparcida por toda Europa. En 1936 fue electo Presidente de la Sociedad Francesa de Ortopedia.
Murió en 1951 a la edad de 81 años.

La primera vez que vi el nombre de mi cirugía (Le Fort I) no tenía ni la más remota idea de que aquel era el apellido de alguien que dedicó parte de su vida al estudio de algo que más de cien años después me afectaría a mi... y es que nunca te acostarás sin saber una cosa más :-)
Image and video hosting by TinyPic

4 comentarios:

  1. Me gusta mucho este tema, muy interesante. Patricia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia, a mi me parece interesante, una historia curiosa del origen de nuestra operación...
      Gracias por comentar,

      SILVIA de "El día que mi cara cambió"

      Eliminar
  2. Me parece tan alucinante y que se merecen muchisimo respeto esas personas que sin tener los medios que tenemos ahora intentaban comprender el cuerpo humano y buscar soluciones a las enfermedades. Te recomiendo la película el médico, a mi me encantó ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miriam, pues a ver si la veo... a mi también me resulta muy curioso ver cómo se las apañaban en otros tiempos con la investigación :-)
      Bss,

      SILVIA de "El día que mi cara cambió"

      Eliminar

¡NO TE PIERDAS LAS NUEVAS ENTRADAS! escribe aquí tu email y recíbelas automáticamente (tras hacerlo te llegará un correo con un enlace para completar la suscripcion)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...